Te mostramos 4 opciones naturales para aliviar los resfríos: jengibre, eucalipto, tomillo y albahaca.

 


Opciones naturales para los resfríos con plantas comunes


 

Los resfríos son una afección común en cualquier época del año, sobre todo en época de frío o cuando las condiciones del medio ambiente no son muy favorables.

El tratamiento que hagamos sin tomar ninguna medicina o acompañando la indicada por un especialista, implica el uso de algunas de las plantas comunes que se espera que ayuden a aliviar los síntomas del resfrío.

La medicina natural es una de las más efectivas alternativas para sanar el sistema respiratorio ya que no sólo combate los molestos síntomas, sino que ayuda al cuerpo a aumentar defensas. Cabe aclarar que las plantas comunes no constituyen la cura en sí, sino que acompañan el tratamiento recomendado siempre, en primera instancia, por un especialista.

Como es necesario mantenerse hidratados, las infusiones suelen ser una manera de implementar lo natural de forma agradable, aunque no es la única.


Jengibre


El jengibre es una de las plantas con propiedades muy propicias para combatir congestiones nasales y reforzar las vías respiratorias, combatir el catarro, desinflamar y aumentar las defensas del cuerpo.

Una de las mejores formas de aprovechar el jengibre es crudo. Hay que lavar la raíz muy bien con un cepillo, desinfectar y luego se recomienda comer un pedacito del tamaño de un dedo a mordidas, masticando y dejando que el jugo fresco del jengibre se deslice por la garganta.

Una de las formas de preparar té de jengibre es cortar un trozo de raíz (unos 10gs por taza), pelarlo y cortarlo en rodajas. Se pone el agua a hervir, y antes de que hierva se añade el jengibre y se apaga el fuego.Se tapa y se deja reposar unos 8 minutos antes de tomarlo.

En lugar de usarlo en trozos, el jengibre puede añadirse rallado y exprimiendo el limón directamente sobre el agua de la infusión, también tapando y dejando reposar durante unos 8 minutos.

Además, se puede preparar una infusión de jengibre, limón y té verde. Así se prepara el té verde y se le agrega un poco de jengibre fresco rallado. Se le agrega limón fresco y se bebe lo más caliente posible con una cucharada de miel de abejas o propóleo.

No dejes de leer: recetas

Este remedio es útil para combatir asma, resfríos, tos, catarros y toda afección del sistema respiratorio. Se puede beber 2 veces al día.


Eucalipto


Las propiedades expectorantes y antivirales de estas plantas comunes las hacen uno de los remedios más efectivos para combatir resfriados.

Los aceites esenciales de las hojas de eucalipto logran reducir los síntomas propios de los resfríos, como por ejemplo el dolor de cabeza y congestión nasal. Estas propiedades pueden obtenerse a través de la inhalación de los vapores, que surgen de la decocción de sus hojas, la aplicación tópica del aceite derivado del eucalipto, o a partir de su infusión.

Por otra parte, el aceite de eucalipto es útil para reducir el catarro que suele acompañar al resfriado, gracias a sus propiedades expectorantes. De acuerdo con ciertas investigaciones las dosis de entre 0.05 a 0.2 ml de aceite de eucalipto ha demostrado ser eficaz para reducir la tos y eliminar las flemas.

Las hojas de esta planta se emplean en infusiones, pero es muy útil en vaporizadores para refrescar y purificar el ambiente, limpiándolos por ejemplo,de gérmenes y bacterias.

Para hacer uso del eucalipto en tisana, hay que mezclar una cucharada de eucalipto fresco o seco en una taza de agua hirviendo. Dejar hervir 5 minutos y agregar medio limón exprimido y miel o propóleo. Se pueden beber 2 o tres tazas al día.

 


Tomillo


Además de tener potentes propiedades antisépticas, posee un gran valor terapéutico para aliviar tos y resfríos; elimina los gérmenes y reduce las infecciones que estos producen.

La planta de tomillo es otra de las plantas comunes que tiene propiedades expectorantes. Por lo tanto, resulta muy bueno para aliviar enfermedades del sistema respiratorio, tratar la gripe, faringitis, bronquitis y la amigdalitis.

Además, sus propiedades expectorantes alivian el exceso de mucosidades en el cuerpo y reducen espasmos bronquiales. Por su efecto calmante, disminuye los escalofríos y calma la fiebre.

El tomillo puede ser usado en forma de vapores y se lo puede combinar con eucalipto medicinal.

También es posible hacer una infusión con dos cucharaditas de tomillo fresco o una de tomillo seco en una taza de agua hirviendo. Se endulza con propóleo o miel de abeja, y si se lo desea, se le puede agregar un poco de limón fresco. Finalmente, se bebe caliente y se guarda.

Otra opción es combinar esta infusión con té verde para calmar el dolor de garganta y la irritación.


Albahaca


El extracto de hojas de Albahaca es considerado una de los mejores plantas comunes para tratar los resfríos y la tos comun. Esta hierba es originaria de la India e Irán y tiene una larga historia de uso en la medicina ayurvédica (medicina tradicional de la India). Allí se la conoce como “Tulsi” ( la incomparable). De acuerdo con la tradición del ayurveda, es una de las mejores hierbas para aliviar resfriados y gripes, y reducir la fiebre.

Esta planta contiene ciertos compuestos biológicamente activos que ayudan a que el sistema inmunológico pueda mediar respuestas frente a los patógenos y acelerar la recuperación.

También cuenta con aceites esenciales como el canfeno, eugenol y cineol que aliviar la congestión del pecho y aflojar la mucosidad.

Como es natural, ayuda a expulsar la mucosidad o flema acumulada y engrosadas desde el pecho con sus propiedades expectorantes y también actúa sobre los nervios que activan la tos. La albahaca también tiene una propiedad antibacteriana potente que impide un mayor desarrollo de infecciones respiratorias bacterianas.

Se sugiere masticar sus hojas para aprovechar sus propiedades favorables para aliviar los resfríos.

Para finalizar, es posible hacer un té añadiendo 5 gramos de hojas frescas de albahaca a un litro de agua hirviendo, que debe mantenerse en ebullición alrededor de dos minutos. A continuación, se dejar reposar la infusión 10 minutos tapada y se filtra a para separar los restos de la planta. Se sugiere beber una taza de esta infusión todos los días, al menos durante dos semanas.

 


Recordamos que estas alternativas acompañan los tratamientos que los profesionales de la salud indican, pero no son sustitutos de la medicación apropiada para la enfermedad.


Fuentes:

https://www.natursan.net

https://www.plantas-medicinales.es

https://www.plantasparacurar.com

https://www.botanical-online.com

https://www.desalud.net

https://holadoctor.com

https://misremedios.com

 

(Visited 69 times, 1 visits today)

comentarios

Dejar una respuesta