Hay muchos envases y productos de uso frecuente entre los consumidores que están fabricados con acero: latas de conserva, aerosoles, lavadoras, coches…

Gracias a su versatilidad, larga duración y propiedad de reutilización contínua, el acero es el material de envasado más reciclado.


El reciclaje de acero en Europa


El acero es el material de envasado más reciclado en Europa, con un promedio de recuperación del 77,5 por ciento en 2015. Sus propiedades magnéticas hacen que sea fácil y económico de reciclar, sin necesidad de un proceso específico de clasificación. Como material permanente, el acero también puede ser reciclado indefinidamente sin pérdida de calidad.

Hoy en día, en cualquiera de los cinco países que más acero reciclan en Europa, más de nueve de cada diez envases de este material puestos en el mercado serán reciclados para la fabricación de nuevos productos”, informa residuosprofesional.com.

Con estos datos, la Asociación de Europea de Productores de Acero para Envases ( APEAL ) anunció el lanzamiento de un nuevo informe referido a “Buenas prácticas en la recogida selectiva, clasificación y reciclaje de envases de acero”. El objetivo de esta iniciativa es contribuir a que todos los estados miembros de la UE puedan alcanzar los más altos objetivos de reciclaje establecidos en el Paquete de Economía Circular de la Unión Europea.


El informe de APEAL


 

El informe que corresponde al 22 de enero de este año, estudia las diversas rutas que toma el embalaje de acero desechado. Todo, para convertirse en una materia prima secundaria que se utilizará para fabricar un nuevo producto de acero.

Las buenas prácticas en la recolección, clasificación y reciclaje separados de acero para envases muestran los variados proyectos, sistemas y procesos a través de los cuales se recicla el embalaje de acero, cerrando el circuito de materiales. Tiene la intención de servir como referencia central para ejemplos de buenas prácticas que contribuyen a la tasa de reciclaje de acero para el envasado. Entre la colocación en una papelera seca reciclable y su uso una vez más en una planta de acero después de la clasificación y el procesamiento, los envases de acero usados ​​pueden estar sujetos a una amplia gama de procesos. Estos incluyen recolección separada, recolección de desechos domésticos, clasificación en las Instalaciones de Recuperación de Materiales (MRF), extracción a través de Tratamiento Mecánico-Biológico y recuperación de las cenizas del fondo”, indica APEAL.

Esta Asociación afirma que el acero es un material permanente que puede reciclarse infinitamente para fabricar productos de alta calidad. Además, sostiene que el acero puede separarse fácilmente del flujo de residuos. Esto se debe a sus propiedades magnéticas que lo convierten en el material de embalaje más económico para clasificar, recuperar y reciclar, una y otra vez. Su alta tasa de reciclaje lo convierte en el material de empaque más reciclado en Europa, lo que genera ahorros cada vez mayores en emisiones, recursos y uso de energía, convirtiendo al acero en el material perfecto para la economía circular.

La relación entre el reciclaje, el loop de las cosas, la economía circular, bien lo explicaba para Sustentar María José González, Vicepresidenta de AIDIS Uruguay.

https://www.youtube.com/watch?v=7Jmcmu2p-9s


Beneficios de reciclar acero


Hay muchos envases y productos de uso frecuente entre los consumidores que están fabricados con acero: latas de conserva, aerosoles, lavadoras, coches… El acero es el metal más utilizado en el del mundo en la construcción, la fabricación de electrodomésticos o los automóviles.

El correcto reciclaje de estos materiales reduce el uso de energía y materias primas, y la emisión de gases que están implicados en el cambo climático. Las emisiones de dióxido de carbono (CO2) disminuyen si se aprovecha este metal usado: por cada envase de acero reciclado, se ahorra una vez y media su peso en CO2. Por lo tanto, es un ahorro económico y un beneficio para el medio ambiente.

Este tipo de residuos es aprovechado cada vez más, pero todavía se espera que alcancen mayores tasa de reciclaje. Los consumidores cumplen un papel muy importante para lograrlo.

De acuerdo con la Asociación Mundial del Acero (World Steel Association), el acero es el núcleo de la economía sustentable. Así, gracias a su versatilidad, larga duración y propiedad de reutilización contínua, actualmente es posible utilizar un acero producido hace 150 años para fabricar nuevos productos y aplicaciones.

Si querés conocer más beneficios de reciclar acero, podés leer: 

https://sustentartv.com/reciclar-acero/


Un ejemplo argentino de compromiso con el reciclaje de acero


 

La empresa Acindar tiene como uno de sus pilares de la Política de Responsabilidad Corporativa de la compañía “Hacer el acero más sustentable”. Por este motivo, ha implementado mejoras tecnológicas y buenas prácticas ambientales que garantizan procesos más limpios. El reciclado de acero forma parte de esta gestión y es por eso que  incorporó al proceso productivo alrededor del 35% de chatarra reciclada. Esta se funde con el mineral de hierro, materia prima para forjar el acero. Con el uso de estos desechos ferrosos se inició un ciclo de reciclaje a escala industrial.

La chatarra es una de las materias primas más importantes para el proceso de fabricación del acero. El uso de chatarra permite reducir el consumo de recursos naturales, como el mineral de hierro. De esta manera se utiliza menor cantidad de agua y energía durante el proceso productivo y se disminuyen las emisiones de CO2.

(Visited 29 times, 29 visits today)

comentarios

Dejar una respuesta