Nuevo petitorio para que se modifique la ley de agroquímicos en Santa...

Nuevo petitorio para que se modifique la ley de agroquímicos en Santa Fe

531
0

Santa Fe.— Dirigentes de la campaña Paren de Fumigarnos y vecinos de pueblos afectados por los químicos agrarios realizaron un nuevo acto de entrega de miles firmas al vicegobernador de la provincia, Jorge Henn, que avalan el petitorio para que el Senado de la provincia aborde la discusión de las modificaciones a la ley de agroquímicos. Durante la jornada se realizaron actividades de concientización destinadas a legisladores y público en general con la participación de destacados panelistas, entre otros, el científico del Conicet Andrés Carrasco y el secretario académico de la Universidad Nacional de Rosario, Damián Verzeñassi.

 

Las instituciones y vecinos organizadores de esta jornada reclaman desde hace años el tratamiento y la sanción de una nueva ley que regule la aplicación de agroquímicos y que contemple medidas de protección mínimas que resguarden la salud de las personas y el medio ambiente, a través del establecimiento de zonas de exclusión de químicos y establezca pautas de almacenamiento.

 

“Sólo restan 3 sesiones y recordando los antecedentes de este cuerpo dejando caer proyectos anteriores, consideramos importante que se involucren todos los estamentos de la ciudadanía, organizaciones sociales y académicas para reclamar de nuestros representantes el cumplimento de su mandato”, señalaron.

 

Al promediar la tarde del jueves, en el hall de la Legislatura santafesina, comenzó el foro “Agrotóxicos, impacto en la salud y en el ambiente” con palabras del presidente de la Comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados, Pablo Di Bert. Explicó que “la realización de la jornada tuvo voto favorable en la Cámara baja” y tras un breve discurso dio lugar a panelistas del Centro de Protección a la Naturaleza (Cepronat), luego a la abogada Gabriela Ferrer, quien interpuso un recurso de amparo para proteger a los vecinos y luego derivó en el conocido fallo San Jorge.

 

Necesario. El presidente del Cepronat, Carlos Manessi, se refirió a la necesidad de que este año se apruebe una nueva ley que actualice la vigente que regula el uso de agroquímicos y que data de 1995. Reiteró la petición de resguardos mínimos como los 800 metros terrestres y la prohibición de fumigaciones aéreas. Recordó el caso de los residuos de endosulfán hallados por científicos argentinos en la Antártida y consideró también que “es inconcebible que en 2012 aún existan silos en las plantas urbanas”.

 

Recordó que sólo restan tres sesiones para el final del periodo legislativo ordinario “y según parece los senadores se aprestan a dejar caer otra vez el proyecto de modificación a la ley que protegería la salud de los santafesinos”.

 

Por su parte, Ferrer recordó los detalles del caso San Jorge y finalmente Viviana Peralta (San Jorge) conmovió a los asistentes con el relato de su experiencia y los padecimientos de su hija desde los cuatro meses de vida hasta el cese de las fumigaciones.

 

También rememoró que en medio de la prohibición ordenada por la Justicia hubo una fumigación en avión a unos mil metros de su vivienda que provocó un nuevo espasmo de su hija. Su relato fue interrumpido con el estallido de aplausos en varias oportunidades y provocó un fuerte impacto en el auditorio cuando contó que los médicos aconsejaron que se retirara de su vivienda durante cuatro días hasta que se disiparan los efectos de la fumigación, para preservar la vida de su hija, una posibilidad que consideró inadmisible.

 

Posteriormente, Carrasco habló de la condición necesaria de prohibir las fumigaciones aéreas “porque son impredecibles” y alejar inmediatamente las terrestres. Durante su discurso se explayó sobre los daños genéticos a largo plazo que producen los productos transgénicos, “introducidos como un factor de desorden celular de consecuencias también impredecibles. Estos resultan experimentos innecesarios que en absoluto contribuyeron a alimentar al mundo y son sólo un gran negocio para unas pocas empresas multinacionales interesadas en controlar la agricultura de esta región del planeta con un fin únicamente lucrativo”.

 

Campo sin campesinos. El principal planteo del científico se dirigió al modelo de producción vigente “que necesita campo sin campesinos. Que es necesario desalojarlos de cualquier modo para evitar cuestionamientos”. En ese sentido recordó que “en Europa no se cultivan transgénicos salvo en pocas parcelas de España, ni se usa masivamente glifosato”.

 

El médico genetista resaltó que en estudios publicados hace menos de un mes por el equipo dirigido por el prestigioso científico Gilles Eric Séralini de la Universidad de Caen (Francia), se demostró que las ratas alimentadas con transgénicos durante toda su vida (dos años) aumentaron significativamente su tasa de mortalidad y de producción de tumores, incluso aquéllas tratadas sólo con alimento transgénico sin contacto con agroquímicos.

 

Compromiso científico. Verzeñassi recordó el compromiso de los científicos con la comunidad antes que con los negocios y en un encendido discurso repasó antecedentes del modo en que este modelo transnacional de producción “llegó desde el norte como una forma de trasladar las industrias sucias a estas latitudes, ante la imposibilidad de trasladar sólo los residuos”.

 

Como docente de la Facultad de Medicina, Verzeñassi informó que los estudiantes, antes de recibirse, realizan un campamento sanitario en ciudades de no más de diez mil habitantes, para tomar contacto con las demandas sanitarias de las poblaciones. “Lo realizado en ese sentido en una decena de poblaciones demostró aumentos de la tasa de cánceres que multiplican por 2, 3 o 4 veces la media nacional”, indicó el profesional.

 

 

 

Fuente:www.lacapital.com.ar

(Visited 23 times, 1 visits today)

comentarios

Dejar una respuesta